Vértigo por el NSE D

27 04 2007

Vendí finalmente mi autito, por mucho menos de lo que yo (lo) quería. En lo que me endeudo estúpidamente por otro cuatriruedas, ando feliz por microbuses asesinos redescubriendo muchas cosas.  Y con un vértigo terrible por el NSE D –o más abajo.

Seguramente han escuchado antes el asunto de los niveles socioeconómicos –esa medida mercadológica para calificar a la gente de acuerdo a su nivel de ingreso y gasto, que suele abreviarse NSE.  Que si somos A, B, C, C+ o de plano X (osea, X, güey).

(entre paréntesis, la mayoría de los ejecutivitos usan estas calificaciones con una lógica clasemedia implacable: A son los Azcárraga, Aramburuzavala, Alemán. B son ellos, -por supuesto- y todos sus amigos bien, que hablan ronquito. Y de C para abajo están todos los nacos; ya si son muy democráticos, les dan un benevolente C+ a aquellos que están tratando de superarse).

Nada como echarle un ojo al Estudio de Distribución de Niveles Socioeconómicos en el México urbano, que publica la AMAI y que, si bien no sé de su confiabilidad, por lo menos es un buen índice de referencia para saber quién es quien en las letras.

Según ese índice (yo tengo la actualización 2006), mi pequeño hogar es calificable como un C firme (así le dicen): ingresos entre 11 y 35 mil lanas, piso distinto al de tierra o cemento, Internet y TV de cable con trabajos, cerca de endeudarse por un auto y con no más de 10 focos en nuestra minicasa. Muy muy lejos de los 85,000 pesos mensuales que te hacen ingresar en la liga de los B (amigos de Izcalli y Coapa, desilusiónense).

Mientras subo a un microbús que va al Metro Tacubaya -súbale y recórrase- no puedo evitar pensar lo fácil que sería caer de NSE.  Un añito sin trabajo hundiría mi pequeño barco en el pobre pero honrado NSE D, que no gana más allá de 10mil pesos y ni pensar en coche. – ¿Le pasa 2 al metro, por favor?-. Un accidente de esos que salen todos los días en la TV, y ahi va su servidor a sumergirse al desesperante NSE E, donde se encuentra el 80% de nuestra población -y del cual seguramente nunca podrá salir.

¿Y para subir? Bueno, tendría que ser diputado o ganarme el Melate –ambos igual de improbables. O empezar a traficar influencias –que no tengo ninguna; a veces el niño me deja poner canciones que me gustan en Básico, pero nada más. Toque el timbre para descender.

Vértigo por el NSE D: cada vez más pobres más pobres, y menos ricos más ricos. 
Me agarro firmemente del microbús. No sea que me vaya a caer.

PD. Inexplicablemente, no he encontrado nuevos letreros, al menos no aptos para este espacio. ¿Qué pasa con la creatividad, compatriotas?


Actions

Information

2 responses

18 09 2007
Ale

Hola!! Me parece muy interesante el tema de las clasificaciones a mi juicio equivocadas del NSE, no se si me pudieras decir donde puedo obtener el documento de la AMAI o si me lo podrías facilitar. Muchas gracias.

19 09 2007
elagus

está fácil conseguirlo, no lo tengo a la mano pero lo puedes bajar del sitio de la AMAI. Busca en google amai y listo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: